cropped-garraf.jpgbegues cittaslow

Deja fluir la mente en el paisaje «lunar» de un parque natural único, sumérgete en una auténtica cittàslow, descubre las calas más recónditas, endulza el espíritu con la malvasía de Sitges, pasea en barca y saborea las deliciosas gambas de Vilanova… Déjate llevar hasta aquí y descubre los secretos del slow Garraf.

Una futura ciudad slow como Beguesadministrativamente perteneciente al Baix Llobregat pero ligada histórica y culturalmente al Garraf, es el lugar indicado para empezar tu aventura slow. Aspirante a formar parte de la red Cittàslow, ofrece tanto al visitante como al beguetà el variopinto mercado de oficios artísticos y artesanía de Artesans de Begues, así como un rico y variado patrimonio cultural.

begues 9Si tu visita coincide con el primer domingo de mes, acércate hasta la Fira d’oficis artístics i artesania que tiene lugar en la calle Major y el paseo de l’Església. Pasea sin prisas entre los puestos, habla con los artesanos y pídeles que te enseñen a hacer macramé, restaurar muebles o fabricar piezas de orfebrería.

begues 2Aprende también cómo se elabora cerveza y mosto de manera artesanal en la Fira de la cervesa artesana y en la Festa del most i Mostra Gastronòmica. Saborea alguna delicatessen local y luego sigue “de fiesta” con una auténtica experiencia enoturística en Can Sadurní, masía del siglo XVI con bodega y viñedos centenarios que dan los excelentes blancos y espumosos Montau de Sadurní. Luego acércate al celler d’en Sadurní para reponer fuerzas con unas riquísimas fabes a la catalana.

can sadurníLa casa de pagès, una de las más bonitas y bien conservadas, se levanta junto a una verdadera cueva prehistórica: la cueva de Can Sadurní. Entra en la primera «vivienda» habitada de Begues, hace más de 10.000 años, y conoce a los primeros begetans del Paleolítico. Conoce un poco más la historia del lugar y visita las barraques de vinya, construcciones de piedra seca de origen ancestral que aún se usan como refugio y almacén para guardar las herramientas agrícolas.

Corre antes de que te coja la Cucafera en el correfoc de la festa major o date un tranquilo paseo por las callejuelas del casco antiguo de Begues. Entra en la iglesia vieja de Sant Cristòfol, a caballo entre los estilos gótico y renacentista, y luego pasea por el carrer Major hasta Can Torres, edificio modernista que fue residencia de veraneo de una familia de Barcelona y ahora es la sede del Ayuntamiento. Pasea  hasta el Mur, un mirador que ofrece una panorámica única de la plana del Baix Llobregat o disfruta de la soledad junto a una encina monumental. Al anochecer, descansa en uno de los próximos Bed & Breakfast gestionados por Begues Cittàslow.

begues 10Nada más salir del núcleo urbano de Begues ya te encuentras en pleno parque natural del Garraf, que te ofrece varias rutas guiadas. Una de las excursiones más clásicas y relativamente fácil de hacer a ritmo suave y relajado es la que empieza en la ermita de Bruguers y sigue por el GR 92, el sendero de gran recorrido que recorre toda la costa catalana de norte a sur.

bruguersAlcanza el castillo de Eramprunyà y sigue hasta la Morella, el punto más elevado del macizo con sus 594 metros de altitud. Desde esta privilegiada atalaya gozas de unas incomparables vistas del mar Mediterráneo, cuyo intenso azul marino se funde en el horizonte con el azul celeste.

Cierra los ojos y sueña despierto… Practica la meditación en el monasterio budista del Palau Novella, en medio de la nada… Relaja los sentidos y respira naturaleza en estado puro. Disfruta de la simbiosis de arte y naturaleza en el Centre experimental de les arts de Vallgrassa, punto de encuentro de artistas comprometidos con el medio ambiente.

¿Ya has regresado del más allá? Pues entonces empieza a bajar hasta la costa. Pasea sobre las olas hasta hallar la cala Morisca, un rincón secreto donde puedes practicar el naturismo. Goza del agua y el sol en toda su plenitud. Acércate hasta el pueblo de Garraf y entra en las bodegas Güell. Construido completamente en piedra, el edificio del genial Gaudí se integra de manera natural en el paisaje.

Si quieres conocer la zona más virgen, empieza una ruta circular que tiene como principio y final el castillo medieval de Olivella. Atraviesa ásperos torrentes, entra en las intrincadas cuevas creadas por la erosión del viento y el agua, visita algunas de las masías dispersas por la montaña, aisladas del resto de la civilización, siéntate y observa las curiosas formas del margalló, la palmera autóctona característica del macizo, y con suerte el vuelo de algún cuervo marino, halcón peregrino o alguna otra rapaz mediterránea…

sitgesAl atardecer dirige tus pasos hacia Sitges, la perla del Mediterráneo. Recorre los últimos metros de las costas de Garraf en bicicleta o atrévete con el autostop. Ya en tu destino, déjate acariciar bajo el agua marina y goza de una inolvidable sesión de talasoterapia en el spa de Antemare. Al placer le sigue más placer: disfruta en La Nansa de un delicioso pastel de pescado de roca con salsa de avellanas. Pasea junto al mar y retírate a descansar tu cuerpo y mente en el acogedor hotel Capri, mecido por el suave murmullo de las olas.

GALL DE POTA NEGRA (1)Al despertar te enamora el bello y suave amanecer mediterráneo: el sol emerge lentamente desde el fondo del mar, como si tuviera alas… Descubre Sitges y pasea por el rincón más emblemático, el racó de la Calma. Admira el arte modernista en el Cau Ferrat del pintor Santiago Rusiñol, el bello palacio Maricel o la iglesia de Sant Bartomeu i Santa Tecla, el icono por excelencia de la población. Vive la aventura y haz las Américas con la ruta de los americanos.

Otros emblemas de la ciudad y, por extensión, de la comarca son el xató y la malvasía. Una exquisita xatonada al estilo tradicional da paso a una no menos deliciosa degustación del rico y dulce vino propio del lugar. Quizás tienes suerte y tu visita coincide con la Setmana de la malvasia, feria de carácter anual dedicada al licor autóctono.

malvasia_sitges_01Una jornada tan memorable debe acabar con un toque de romanticismo: una visita al museo Romántico, que te acerca a la vida cotidiana de la burguesía catalana de finales del siglo XIX, seguida de una noche especial en un lugar inolvidable: el hotel Romàntic. Comparte con tu pareja una cena íntima en un delicioso jardín rodeado de una colección única de pinturas, esculturas y otras obras de arte. Duerme en una de las habitaciones que dan al jardín, como si lo hicieras en un museo.

hotel-romanticDisfrázate y diviértete durante el carnaval: baila al son de las comparsas y piérdete en la noche de la «calle del pecado»; admira un Hispano-Suiza y otros coches de época cuando se celebre el rally Barcelona-Sitges; experimenta el terror ante la pantalla durante el Festival de cinema fantàstic de Catalunya; goza de un asombroso espectáculo de color con las alfombras de flores el día de Corpus, o libérate de tus prejuicios en el día del orgullo gay, cuando la comunidad homosexual de Sitges se lanza a la calle para festejar su condición.

Tómate un respiro. Entra en La Salseta y deléitate con una fenomenal cassola d’arròs a la sitgetana seguida de un sensacional bacallà amb alls confitats y culminado con un borratxo de malvasia de Sitges.

ARRÒS A LA SITGETANAUna experiencia gastronómica al alcance de unos pocos privilegiados. Al atardecer, date un refrescante baño en la coqueta playa de Sant Sebastià y relájate tumbado sobre la arena, con la mirada perdida en el cielo. Cuando te venza el cansancio, sube al encantador hotel San Sebastián y ruega que te den una de las habitaciones con vistas al mar. El vaivén de las olas te hipnotiza y transporta a un paraíso onírico…

A la mañana siguiente desayuna en el precioso balcón, con el reflejo de la suave luz del sol en la cara y el intenso azul marino de fondo en tus ojos. Sal a la calle y compra el pan en Pizca Good Bakes, una pequeña panadería ecológica y artesanal. Antes de despedirte de la Blanca Subur, pásate por el hospital Sant Joan Baptista y llévate una botella de malvasía de cosecha propia.

04 Pizca Good BakesPedalea por la costa hasta Vilanova i la Geltrú. Pueblo de pescadores reconvertido al turismo, como tantos otros de la costa catalana, mantiene viva la producción tradicional de la reconocida gamba de Vilanova. Visita el museo del mar y luego sal a pasear en velero.

vilanovaSiente la brisa marina en la cara y déjate salpicar por las olas… En el puerto te espera el apetitoso menú marinero del Peixerot: las ya citadas gambas acompañadas de un suculento suquet de peix o un exquisito rossejat. Rebaja el ágape con una suave caminata por el paseo marítimo de Ribes Roges o por el casco antiguo: cruza el portal d’en Negrell y alcanza el castell de la Geltrú, núcleo originario de la población.

Ahora date un baño de cultura en la Biblioteca-Museu Víctor Balaguer y luego prueba unos sabrosos tomates o pimientos verdes ecológicos en Can Pebrots. También puedes encontrar unos ricos y variados productos de temporada en las huertas tradicionales de Sínia Pujades y Sínia Sant Gervasi, todos ellos y ellas productores amigos de la asociación ecogastronómica local Slow Food del Garraf i Penedès.

convivium-slow-food-garraf1Debes saber que en Vilanova funcionó hasta hace pocos años uno de los primeros restaurantes slow food de Catalunya, el Negrefum del actor vilanoví Sergi López. Para cenar, prueba la cocina tradicional del Ceferino, bien regada con un Penedès de la bodega propia. Toca retirada a las cálidas y confortables habitaciones del hotel. A finales de febrero pásatelo de maravilla con el carnaval, junto al de Sitges uno de los más coloristas y divertidos de Catalunya. Entre baile y baile, date un respiro para sentarte y degustar con calma una fantástica cerveza artesana en El Singlot.

vega de ribesAl día siguiente, la familia Bartra i Roig, propietaria de Vega de Ribes, te invita a un almuerzo de garrofes y aceitunas con una copita de malvasía de cosecha propia en la bodega de la finca La Serra, masía de Sant Pere de Ribes en la que se cultivan viñas a la manera tradicional del siglo XIX, sin componentes químicos.

Pasea por las calles del Ribes medieval y modernista y, si tienes ganas de hacer más enoturismo, sigue la ruta dels cellers. Antes de cenar, date un refrescante baño en la piscina del hotel Ibai, una osteria contemporánea donde te acogen como si fueras de la familia.

ibai exterior 3Por la mañana te despiertan con un rico desayuno preparado con todo el cariño del mundo. Si lo prefieres, relájate y descansa en el Palou, preciosa villa que fuera residencia de un indiano del siglo XIX, reconvertida ahora en un encantador hotel que conserva el añejo estilo colonial. Un fin de trayecto de película…

 

Texto © Roger Jiménez – Slowing Catalunya

Fotografía © Carlos Sánchez Pereyra – Fotouropa. Travel Photography / Begues Cittàslow / Hotel Romàntic / Valentí Mongay – La Salseta / Pizca Good Bakes / Turisme de Vilanova i la Geltrú / Slow food del Garraf i Penedès / Vega de Ribes / Osteria Ibai

©

Advertisements